Triatlonmeta

CARDIO EN AYUNO

¿Quieres quemar más grasa o buscas tu definición de forma más eficiente? Prueba el cardio en ayuno.

WORKOUT (1).png

El cardio en ayuno.. la controversia.

En qué consiste.

Se trata de realizar un ejercicio cardiovascular de forma moderada durante 20-30 minutos antes de desayunar. Después, debes tomar tu desayuno de forma habitual. Al ser en ayunas, tu cuerpo tiene vacíos los depósitos de glucosa, de donde extrae la energía para practicar ejercicio, por lo tanto, utiliza los depósitos de grasa como gasolina para realizar el  cardio.

El cuerpo utiliza unas sustancias químicas llamadas catecolaminas para romper las células de grasa y utilizarlas como fuente de energía.

Las catecolaminas viajan a través de la sangre y se adhieren a los receptores en las células de grasa que luego desencadenan la liberación de esa energía almacenada dentro de las células grasa para ser quemada (recuerda que la grasa corporal es una reserva de energía).

Las células grasa tienen dos tipos de receptores de catecolaminas: Alfa y Beta receptores. Los Alfa receptores obstaculizan la movilización de las grasas y los Beta receptores aceleran su movilización.

Cuantos más beta receptores tenga una célula de grasa, más receptiva será ante estas catecolaminas que movilizan las grasas.

Las zonas del cuerpo que más tardan en responder a la pérdida de grasa son las que más alfa receptores tienen. Otro problema de estas zonas conflictivas es que tienen menos riego sanguíneo, lo que dificulta dificulta la movilización de los ácidos grasos.

 

Por tanto, la distribución de los receptores de grasa y el bajo flujo sanguíneo influyen en los depósitos de grasa. ¿Cómo ayuda el cardio en ayunas?

 

El flujo sanguíneo aumenta cuando haces actividad , lo que hace que las catecolaminas alcancen estos cúmulos de grasa más fácilmente. Además del consumo de grasa, predispone al metabolismo a quemar más grasa cuando realices otra actividad física, ya que “entrenas” al cuerpo para que sea más eficiente en la pérdida de grasa.

 

Y esto en la práctica…

Lo primero es activar las zonas que contienen los cúmulos de grasa. Como el cuerpo no entiende de zonas, debemos mover el cuerpo entero al 100% de nuestra capacidad. Los ejercicios suaves no activan los receptores de catecolaminas.

 

Debes tener vacíos los niveles de insulina y glucosa, por lo que puedes recudir el consumo de hidratos 2 horas antes del entrenamiento.

 

“Segundo paso: quemar la grasa movilizada “

Sacar la grasa de la célula es solo la mitad del trabajo. Ahora hay que quemarla. De otro modo, esos ácidos grasos se darían una vuelta por tu torrente sanguíneo, agarrados a moléculas de albúmina, y después,volverían a las células de grasa igual que salieron.” (transformer)

Después del ejercicio intenso, nos toca bajar el nivel de esfuerzo. No, no es pasear tranquilamente por el parque (lo siento). Que te esfuerces, pero que puedas hablar.

 

En cuanto al ayuno….

 

No debes hacer ejercicio al 100% de tu capacidad en ayuno, ya que tu cuerpo puede dar una respuesta negativa a este estímulo. El ayuno está bien para apurar los depósitos de grasa, pero no es lo adecuado si buscas calidad en tu entrenamiento.

Sobre cuando y cuando practicarlo…. Pues yo no estoy muy a favor, así que mi opinión no es para nada objetiva. Pienso que si vas a cuidar tu cuerpo debes hacerlo desde el respeto hacia ti misma, y pienso que estas “sobre cargas” lo único que hacen es darte una respuesta rápida y corta.

En mi experiencia, yo lo hice al finalizar la pretemporada y justo antes de empezar con los entrenamientos específico de triatlón. Lo hice durante 4 semanas. Y si, hubo respuesta de mi cuerpo y bajé de peso.

Tal cual bajé, cogí esos kilos al poco tiempo. Por que no era efectivo (ni viable) para mí levantarme antes para estar más delgada. Veía que en mi caso no tenía ningún sentido.

Lo que realmente cambió mi cuerpo fue seguir una dieta adaptada y personaliza a mi vida, a mi día a día, incluyendo mis horarios de trabajo y de descanso, y seguir mi plan de entrenamiento enfocado a mejorar mi rendimientos en cada prueba que me apuntaba.

Ahí radicaba mi éxito. Seguir unas pautas viables, adaptadas a mi estilo de vida, y sin necesidad de estar pendiente de si esto adelgaza o no.

Si quieres cambiar tu cuerpo de forma perenne, debes hacer entrenamientos adecuados y seguir una dieta que se prolongue en el tiempo. ¿De qué te sirve estar a full durante 5 semanas si no vas a ser capaz de llevarlo a cabo durante años?

Si apuestas por un estilo de vida saludable, apuesta también por un plan de entrenamiento adecuado a los resultados que estás buscando.

Recuerdo que estar más delgada es una consecuencia.

Empieza por entrenar duro y cuidar tu alimentación. Estoy segura que es la mejor manera de conseguir tus objetivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s