Lifestyle

CÓMO CONTROLAR EL ESTRES

Vivimos en tiempos muy estresantes y se nos exige ser de todo y buenos: licenciados, diplomados, acreditaciones en idiomas, delgados, bien peinados, con buenos coches, buenos empleos y tener un buen sueldo… Particularmente, que me dedico a las ventas y además practico triatlón, tengo que hacer millones de cosas al cabo del día. Me acuesto tarde y me levanto temprano, y encima me rodean comentarios del tipo “pues cuando hijos verás” (???!!!!)

A nadie le gusta rodearse de gente estresada que transmite mala onda, mala vibra o desesperación, por decirlo de alguna manera. El estrés te quita claridad, foco, paz interior y lo peor es que te puede afectar a nivel de salud. Es un tema muy serio. No dormir bien, tener alteraciones estomacales o dolor de cabeza son síntomas que pueden ser causados por el estrés.

3 semanas de entrenamiento (2).png

 

Admito que soy de las que se pone nerviosa cuando veo que no llego. Me apuro con el tiempo aunque tenga horas de margen, y es porque tengo la suerte o la desgracia de calcular lo que tengo que hacer y el tiempo que me lleva hacer cada tarea.

También tengo la responsabilidad de llenarme la agenda de tareas y tareas por hacer, y cuando no las hago, me las apunto en pendiente por hacer. A veces siento que no llego, que no me da tiempo y me siento agobiada.

Por suerte he aprendido a aprovechar bien el tiempo y  a pesar de lo anterior, que llevo bien algunas pautas que me ayudan a controlar el estrés en mi día a día.

  • Primero hay que entender que el estrés tiene 3 dimensiones: Lo que sucede en tu mente, lo que sucede en tu cuerpo y lo que sucede en tu entorno.
    • En tu mente, el estrés no es un estado anímico con el que hayas nacido. Con los años, has aprendido a estresarte. Se origina en un punto o aspecto de tu vida que intentas cambiar.
    • Primero tienes que saber qué te causa estrés y segundo y más importante: lo que te causa estrés, o tiene solución o no la tiene. Si la tiene, ponte a trabajar para solucionarlo. Y si no la tiene, realmente no merece la pena que desperdicies tu energía mental o emocional en ella.
    • El estrés es una decisión personal. Y aunque a veces tengamos rachas temporales, obstáculos o dificultades, es nuestra decisión aceptarlas como parte de un proceso, como algo temporal o como una situación que nos puede ayudar a crecer en algún aspecto.
    • En tu cuerpo, el estrés también causa efectos. Cuando te alimentas bien, haces ejercicio y descansas bien de forma constante, tu cuerpo empezará a generar endorfinas de forma natural. Las endorfinas son unas sustancias que producen placer. El cuerpo las genera también cuando tenemos un orgasmo. Si te sientes estresado lo ideal es que practiques ejercicio. Lo ideal es que te unas a un gimnasio o a un club para compartir tu deporte, pero si no tienes esa suerte practica de forma regular tu ejercicio y las endorfinas llegarán igualmente : ).
    • El entorno, los factores que te rodean. A veces nos  causa estrés el trabajo, los compañeros de trabajo, tu jefe, conocidos pesados, clientes, etc, etc. Tu vida es demasiado importante como para que la desperdicies con personas que no son ideales para ti. No es que sean malas personas, sino que mantenerlas cerca de ti no te ayudará a seguir el camino que has elegido. Simplemente no te aportan nada, así que déjalas ir, no te acerques a ellas, no impliques tu parte emocional en ellas y simplemente mantén tu atención en las que sí te aportan algo.

  • Aprende a decir la palabra mágica. Aprende a decir NO. Siempre queremos cumplir y apoyar a todos en todo, pero no alcanzamos. Simplemente di NO. Tú estás para disfrutar tu carrera, tu vida, tus proyectos. Comprometerte con lo que te desvía no te hace mejor persona. Acuerda verte con gente cuando surja de forma natural , sin hacer huecos con forces, porque lo único que te traerá es, en lugar de un rato agradable, una carga más de estrés.
  • Por último, lo peor que puedes hacer ante una situación de estrés es sentir pena o lástima de ti mismo. Hacerte dudar de ti o sentir que no eres capaz solo te servirá para abrir la herida. No te dejes vencer por el estrés. Solamente tú puedes controlar tus emociones y eres la única persona que no puede dejar que esta situación te detenga. Puedes tomar el estrés de dos maneras: como congelante que te congela y te paraliza, o como catalizador que te hace tomar acción para salir adelante.

Si te ha gustado este artículo, por favor compártelo. Y si has aprendido algo, déjame tu comentario : ))

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s