Triatlonmeta

Ocean Lava Aranjuez: Mi experiencia

Hola amig@s! Este fin de semana ha tenido lugar el primer Ocean Lava de Aranjuez.

Participé en la modalidad olímpica, en la que debutaba, y os voy a contar mis impresiones a nivel general.

Si prefieres verlo en vídeo, te dejo el enlace a Youtube.

Ocean Lava Aranjuez.png

Lo primero que quiero decir es que esto se basa en mi propia opinión y en mi experiencia. Te animo a que dejes un comentario aportando tu opinión para enriquecer más la información sobre este evento.

Empiezo diciendo que la organización abrió el plazo de inscripción antes de publicar los recorridos oficiales. A nivel general, mi impresión es que se ha criticado este punto demasiado.

Como empresa, entiendo que abran un plazo de inscripción para verificar si es viable hacer la prueba.

Tuve ocasión de hablar con los organizadores de la prueba y nos dijeron que no publicaban los recorridos porque no los tenían asegurados, a pesar de estar abierto el plazo de inscripción. Concedamos el beneficio de la duda.

Yo creo que cada atleta es responsable de dónde se inscribe y que nadie nos obliga a esto, por lo que no me parece un punto importante a criticar a la organización.

Respecto a la recogida de dorsales, en mi caso fui el día anterior y lo recogí sin ningún problema ni aglomeraciones. De hecho, las recogidas se hacían en diferentes cajones según la distancia en la que participaras, por lo que se agilizaba bastante.

Hubo problema con la impresión de los dorsales y a mí me tocó competir bajo el nombre de Betty (mi nombre es Pilar). Más que un fallo de impresión como dijeron, me pareció una broma de mal gusto y poco serio. No le di mayor importancia pero reconozco que me pareció un gesto de cachondeo.

El chip lo entregaban en el control de material salvo a distancia Medio Ironman  y Iron.

Acceder a Aranjuez el día de la prueba era…complicado. Es una localidad turística que recibe visitantes los fines de semana, había mercadillo y la prueba se desarrollaba en la zona más turística, junto al  Palacio de Aranjuez. El tema del aparcamiento lo resolvieron bien dejando estacionar cerca del palacio (donde normalmente no está permitido).

Pude ver a mi chico en la carrera a pie. Se desarrollaba en una zona conocida como las 12 calles. Son senderos de camino bordeados de árboles y huertas. El paraje es muy bonito.

Se ve a los atletas de medio y iron pasar varias veces por la misma zona (medio 2 vueltas y iron 4).

A las 18:15 h estaba prevista la salida de distancia olímpica pero se retrasó (al menos esa sensación me dio a mí). Lo pagamos caro pasando mucho calor ya que estábamos sin sombra y nos hicieron esperar un buen rato.

El mayor inconveniente fue que el mismo punto de salida de la natación del triatlón olímpico y sprint era una zona de paso del resto de corredores que habían empezado por la mañana con las distancias superiores.

El neopreno no estaba permitido ya que el agua superaba los 21,5º C.

Cambiaron el recorrido de la natación olímpica a última hora (yo me enteré a la entrada del control de material). Teníamos que nadar 750 metros contra corriente y 750 a favor.

La calidad del agua aseguraron que era excelente a pesar del incendio que se produjo semanas antes en Seseña.

Dieron las salidas en orden: 1-2-3 y salimos las chicas las últimas. Realmente tenía miedo, y muchas ganas de hacer mi prueba.

¿Conoces la sensación del examen final? Cuando te lo juegas todo, pero piensas: ¡da igual! solo tengo ganas de hacerlo y que se acabe esto.

Así estaba yo.

Nadé con todas mis fuerzas, sin reservar. Nadé contra corriente aprovechando pies de alguno que se me cruzaba. No se veía nada. El agua estaba limpia. Bueno…. con tropezones (palos, hojas, ramas, algas), pero me resultó muy agradable nadar en aguas del río Tajo.

No me podía creer que estuviera adelantando a hombres. Eso me dio más fuerza para nadar con más energía.

La contra corriente me asustó al principio, pero no la sufrí tanto. De hecho, la noté más a favor.

Hay un truco para nadar a contra corriente que os contaré en un vídeo próximamente : P

Salí del agua muy contenta y fui corriendo a recoger a mi furia, mi fiera, mi as de la manga. La transición estaba lejos. La alfombra/ pasarela/moqueta que pusieron se había manchado mucho (era zona de paso de los corredores de iron y medio) por lo que estaba sucia, con piedras, ramas…. Daba igual pisar el suelo del campo que la moqueta. No tuve ningún incidente. Los pies llenos de tierra y alguna rama. Me pongo las calas, el dorsal, el casco, bebo bebida híper energética y cojo mi bici. La transición es larga hasta montar en la bici.

Me monto y el camino estaba bien señalizado. Policías, guardia civil, gente de la organización. Genial.

Cogemos la R4.

El viento sopla en diagonal: de frente a la izquierda.

Empiezan a darme arcadas. Me encuentro mal. No puedo comer ni beber. Me doy cuenta que me he tragado algo en el agua: un palo o un bicho. Algo que tengo en la garganta. Me dan más arcadas. No dejo de pedalear.

La temperatura es ideal: hace calor pero no se aprecia por el aire y porque estamos mojados de la natación.

Kilómetro 7 cojo un gel. Está caliente. Me da mucho asco pero lo como. EL bidón de agua también está caliente.

El recorrido es cuesta arriba. Es tendido, pero no nos engañemos. Se me hace pesado.

Iba sola y quería guardar fuerzas. Me adelantan 5 personas y me obligo a darles caza. Voy a por ellos.

Me obligo a comer una barrita en el kilómetro 16. Me da sed.

El agua está caliente.

En el kilómetro 18 vienen dos chicas y me ayudan a llegar al punto de giro. Una de ellas y yo tiramos fuerte los otros 20 km. A saco. No me guardo nada. Nos ayudamos la una a la otra.

Yo me desgasté.

Comí el último gel que no me da energía. Me da asco. Bebo agua. Sé que estoy deshidratada. Llegué a completar los 40 kilómetros del segmento de bici en distancia olímpica en 1,23 horas ¡genial!

Llegamos a la T2 corriendo y me cambio las zapatillas. Ahora sí, la tierra y las piedras que tengo en los pies me van a hacer daño.  Pero salgo a correr pitando, no reparo en ello.

Trago de agua y a correr.

Los primeros 3 kms los hacemos prácticamente solos. No hay nadie. Un voluntario en un punto de giro. No viene nadie detrás. Me pregunto si me he equivocado de camino. Me adelanta una chica del Club Triatlon Atletic.

El terreno es plano, lleno de baches e irregular. Tienes piedras sueltas, y arena. Tienes que correr por los laterales para no desgastarte.

Paro a caminar. La bici me pasa factura. Necesito agua.

En el punto de avituallamiento del km 3 no tienen agua. Camino. Me cogen un chico y la misma que me había ayudado en la bici. Vamos corriendo despacio los tres. El chico y yo cogemos los botellines de agua que hay en el suelo de otros atletas. Me pareció muy patético encontrarme en esta situación. ¡Coger agua de botellines que otras personas han usado! Esas botellas podían llevar al sol desde por la mañana, cuando pasaran los primeros corredores. Algunos botellines estaban calientes, otros estaban sucios de arena…. Pero tengo mucha sed.

Vamos trotando “al trote cochinero”. 800 metros trotando, 300 metros andando. Hablamos. Nos hacemos compañía. No hay agua en los puntos de avituallamiento.

Hasta el km 6 no nos dan agua.

Ya es tarde. Tengo calambres en los cuádriceps.

El terreno es llano pero es camino. Opté por unas zapatillas de campo (no son de trail, pero se acercan). Elegí buen calzado, las Ascis Fujitrabuco.

Pasamos el km 7 y a partir de ahí… Tampoco había agua en los avituallamientos, ni coca cola, ni isotónica.Este fallo por parte de la organización me pareció el punto más crítico.

Creo que no termino mi triatlón olímpico.

Ahora sí, empiezo a notar la arena en los pies. Me estoy haciendo heridas pero acuso más los calambres en cuádriceps y gemelos.

Cuando el Garmin me avisa que llevo 10 kms corriendo…  veo que me queda trecho para llegar a meta.

Hacemos 500 metros más.

Llego a meta gracias a los ánimos de los amigos de mi compañero de carrera. No puedo más. Me duelen las piernas.

Llego a meta en 3:11h.

Ahí está Ángel.

Estoy muy contenta, emocionada. Feliz. Las piernas están…blandas. Me encuentro bien, algo mareada.

El tema del avituallamiento es un punto que la organización de Ocean Lava de Aranjuez tenia que tener en cuenta. Por los golpes de calor, deshidratación, etc. De hecho, en las distancias largas no dieron nada de comer salvo plátanos y geles. Hubiera estado muy bien tener algo con más consistencia para los atletas.

Por mi parte estoy contenta con el trato recibido. Los voluntarios estaban hechos polvo en los punto de giros. Quizás cambiarlos ayudaba a que estuvieran más motivados (había algunos que estaban de sobra motivados, jajajajaj!)

Ha sido una experiencia positiva bajo mi punto de vista, más a nivel personal que a nivel de la organizacion.

¿Secuelas?

Estoy en bien entrenada gracias a los entrenamientos que hago  y me encuentro bien dos días después de competir.

Las piernas, los cuádriceps sobre todo, cargadas, con agujetas. El resto está bien.

Tengo heridas en los pies (llegué con sangre en los pies por ponerme las zapatillas con arena) pero nada más.

Sé que hubo un incidente en carretera. Vi a dos atletas atendidos por la UCI. Cuidado cuando vayáis en bici.

Gracias por pasar, clicar en me gusta y dejar tu comentario.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s