Lifestyle

CÓMO ESTAR EN FORMA EN VACACIONES

Antes de hacer ejercicio, de cuidarme, temía con horror el bikini. No podía hacer nada, no me embarcaba en una dieta extrema ni el locuras pre playa, pero tenía malestar. ¿Conoces esa sensación cuando fallas, cuanto no eres leal a ti mismo?

Más allá de los complejos, me sentía mal porque sabía que había estado cometiendo errores a lo largo del año y mi cuerpo era un reflejo de todo aquello.

A pesar de todo, tan pronto tenía oportunidad, me comía el helado más calórico y grande, snacks, patatas fritas, comidas copiosas.. y un sin fin de atracones producidos por la ansiedad.

Desde hace unos cuantos años, sé que me sentiría como os he contado si me tumbara en una hamaca, con una bolsa de patatas fritas tamaño familiar y dispuesta a encender el modo on para pasarme la noche “party all night “.

Cuando vuelves a casa, tu cuerpo no es el mismo, estás hinchada y sientes…¿por dónde empezar? ¿Retención de líquidos, cansancio, la piel apagada, estreñimiento, diarrea, apatía, mal humor?

Estar en fomar.png

Es un ciclo nada sostenible, una forma de saquear todos tus esfuerzos en pocos días, y tiene un coste muy alto en tu salud.

No estoy diciendo que no desconectemos en vacaciones, ni que salir de fiesta sea un castigo para el cuerpo. No me gusta llevar las cosas a los extremos.

Salir por la noche es tan respetable como no hacerlo. Donde quiero llegar es a poner conciencia, a abrir una conversación: se puede saltarse las normas fitness durante unos días, pero hay que poner conciencia en nuestros actos: lo que te saltes hoy, lo tendrás mañana y pasado en el cuerpo; los excesos de hoy (TODOS),  pasan factura.

Me llevó 26 años de búsqueda activa encontrar una actividad que se amoldara mi, que disfrutara de practicarlo tanto que no tuviera que esforzarme por ello, además de conocer otra forma de disfrutar del tiempo libre y de las juergas.

Cuando volvemos de las vacaciones con el mismo estado de forma física, con el mismo peso, la sensación es diferente ¿a que si?

¿Y si te contara que se puede lograr SIN restrinciones ? Se puede,  de verdad.

Solo tienes que hacer un empujón, un pequeño “venga va” y arrancar. Cuando sientas esa pereza, piensa siempre en la sensación que vendrá cuando cumplas.

Y tomar mejores decisiones. No es razón “porque estoy de vacaciones” saltarnos la dieta por los cuatro costados: Es tu cuerpo, lo tendrás toda la vida, y tienes que cuidarlo como tuyo que es. Si optas en el desayuno por unos bollos llenos de grasas, modera el resto de las comidas. Y viceversa.

Y siempre, siempre practica deporte. Porque te mantiene activo, y porque es un gesto contigo mismo. Sal a caminar, a correr, en bici, unos largos en la piscina, patinar ¡ lo que sea! Las horas de sol y el maravillosos clima que tenemos en España es para aprovecharlo.

Aunque no debes tomarte estas decisiones como una obligación, tienes que ser consciente que la pereza está ahí, y que es muy tentador dormir una hora más.

Para lidiar con ello piensa en cómo te has sentido de mal cuando no tenías el cuerpo que deseabas, y luego,  lo que sientes cuando terminas de hacer un poco de ejercicio. Elige siempre la mejor opción, sin prohibiciones, pero con cuidado.

Las mejores vacaciones son las que te dan más ánimo y más impulso para afrontar los siguientes meses mejor.

El miércoles os dejo las pautas por escrito para que os resulte aún más fácil continuar con buenos hábitos después del verano.  Mientras tanto, aquí tenéis el vídeo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s