Triatlonmeta

5 cosas que NO debes hacer antes de dormir

¿Das vueltas y vueltas en la cama y no consigues dormir? ¿Pasan 8 horas de sueño y sientes que no has descansado? Todas pasamos por épocas que nos cuesta conciliar el sueño, y parece que nos ha pasado un camión por encima cuando nos enfrentamos a nuestro día a día. La cama es para dormir, y el sueño es reparador.

5 cosas.png

El ritmo acelerado del día a día y las distracciones  acaban por impedir el descanso, y hace que mucha gente descanse mal por la noche.

Los hábitos y nuestra rutina durante el día tiene un fuerte impacto en la calidad del sueño nocturno. Por lo tanto, podemos encontrar hábitos de sueño saludables, algo conocido como “la higiene del sueño” para conciliar el sueño y tener un buen descanso por al noche Es muy importante tener buena calidad de sueño para rendir durante el día. Por el contrario, los malos hábitos pueden arruinar completamente  nuestro descanso.

Para que puedas dormir a pierna suelta y te levantes dispuesta a comerte el mundo, te dejo una lista de tareas para hacer antes de meterte en la cama:
1. Saber comer por la noche.
No tienes que irte a la cama con hambre o tras comer una cena copiosa. El problema no es picar algo antes de comer, sino el tipo de alimento. Efectivamente, los alimentos altos en azúcar, grasas o de difícil digestión (ejemplos, hamburguesas, chocolate, magdalenas, etc) no ayudan a conciliar el sueño. Pueden causar acidez y mantenerte mucho tiempo despierta antes de dormir.
Si tienes ganas de picar por la noche, te recomiendo que optes por algo ligero, alimentos que contengan triptófano, un aminoácido que ayuda a producir una sustancia que se llama serotonina y que ayuda a conciliar el sueño.
Evita las bebidas con cafeína, galletas y en general todo tipo de carbohidratos procesados, yo que éstos suben el nivel de glucosa en sangre y te llenan de energía (energía que, por otro lado, no vas a consumir…. Lo que no se consume se almacena en el cuerpo como grasa).
¡Ah! Y evita comer en la cama. La cama debe ser un lugar de relajación total
2. La cama es un espacio para el relax.
Sé que a muchas les atrae la idea de terminar de leer el último párrafo de los apuntes en la cama, o tal vez acabar la presentación que tienes que hacer, o rematar ese trabajo final. Para un momento,  estás modo- trabajo cuando debería estar en modo- pre sueño, te altera, y altera tu sueño y tu descanso.
Tu cerebro se activa para hacer esa actividad que le estás pidiendo. No te acostumbres a rematar el trabajo en el dormitorio.
Igual que tienes una rutina de higiene, otra de alimentación y de ejercicio, planifica tu rutina de sueño antes de irte a dormir, para asociar varias “actividades” al descanso.
Para empezar, antes de dormir no hagas tareas que te obliguen a pensar y planificar. Mejor haz tareas que te relajen, que te evadan y que dejen libre a tu mente para que tus pensamientos fluyan.
3. Cuida tu estado de ánimo.
Estar enfadada o nerviosa por alguna razón, ya sea porque has discutido con alguien, o porque hayas tenido una mala experiencia te deja tensa y aturdida. Tu cabeza dará vueltas al mismo tema y los pensamientos de negatividad, de estres y agobio no dejarán espacio en tu mente.
Si eres una persona aprensiva que le da vueltas y vueltas al mismo tema, ten claro que no es el mejor momento para pensar en ello, que no lo vas a solucionar por mucho que pienses en ello. Duerme y déjalo estar hasta el día siguiente, cuando puedas pensar con más calma y retomar la conversación.
4. Dormir con mascotas
Adoro a mi gato y encanta cogerlo y abrazarlo tanto como a quien duerme a mi lado (¡ o incluso más!) pero él no entiende lo que significa dormir durante la noche y lo necesario que es descansar para rendir a lo largo del día (más que nada porque mi gato duerme durante TODO el día).
Si tu mascota es inquieta o grande, sus movimientos pueden molestarte durante la noche. Cada vez que se rasque, se gire o haga ruido, tú vas a estar atenta de lo que hace. A parte de todo el espacio que te quita en al cama…
5. Dispositivos electrónicos: tv, móvil, tablet, ordenador.
La luz reflectante de todos estos aparatos puede afectar a nuestra mente. La luz afecta a los ritmos circadianos del organismo, además de estimular al cerebro con imágenes y sonidos. Sin entrar en detalles, cuando vemos mucha luz, el cuerpo entiende que es de diá y que debe despertarse y activarse, cuando en realidad debe hacer lo contrario.
Lo mismo pasa con el teléfono o las tablets. Incluso seleccionado el modo nocturno, lo mejor es mantener los dispositivos electrónicos alejados de la cama y mantener el dormitorio lo más oscuro posible.
Un descanso pobre influye negativamente en tu día a día. Lo más fácil es que te encuentres de mal humor, cansada, irritable o enfadada. Además afecta en tu productividad y por ende, en tu estado de ánimo.
Te recomiendo que inicies una rutina de sueño con tareas que te relajen, ya sea ponerte un poco de crema con algún olor que te guste, leer un libro, encender una vela, poner una luz tenue, conversar… Cualquier actividad que no te estimule, sino que te lleve a tu relajación.
Espero que estas sugerencias te lo pongan más fácil para dormir a pierna suelta.
Dulces sueños!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s