Carrera, Ciclismo, natacion

Triatlon Calpe | Calp Triatlo | Fin de semana en Valencia

Hola a todxs!

El último fin de semana de abril Ángel y yo nos tomamos unos días de no-descanso en la Comunidad Valenciana.

Aprovechando el puente de mayo, festivo en España, decidimos conocer la costa valenciana por unos días. Casualidades de la vida que se celebraba por allí el  triatlón de Calpe y nos apuntamos.

Después de un parón considerable, tenía muchas ganas de participar en una prueba de triatlón.

Me daba bastante respeto, pues durante mucho tiempo estábamos apuntadas 5 chicas en la salida open. La salida previa pertenecía a la liga de clubes, por lo que el nivel se preveía alto…

Llegamos a Calpe el sábado al medio día. El hostal era muy acogedor y muy bonito.

Por la tarde dimos un paseo por el paseo marítimo indagando por dónde se celebraría el triatlón al día siguiente.

Cenamos en un italiano delicioso. Ensalada con queso de cabra, pizza y de postre tarta de manzana. Vino tinto para acompañar. Con esa carga de hidratos nada podía salir mal el día de la prueba 😋

El despertador sonó muy temprano.  A pesar de ser tan temosa como soy, me levanté con ganas de participar. Hacía frío. Menos mal que Ángel me aconsejó ponernos una chaqueta de ciclismo “por si acaso”.

Bajamos la avenida con nuestras cosas del triatlón. Hacía frío y yo pensaba, mientras bajábamos la avenida: gafas, portadorsal, dni… ¿lo llevo todo?

Estuvimos esperando a recoger el dorsal un rato. Mientras, triatletas y triatlets, gente yendo y viniendo, fotógrafos, oficiales, nervios.

Me coloqué en el box y me puse mi neopreno sin problema. Hacía fresco, mucho sol y había mucha gente. La salida se retrasaba.

Fui a la playa a calentar. ¡El agua estaba helada! La espera se hacía más larga y ahora sí, ¿qué hago aquí? Ojalá me falle algo y no lo tenga que hacer 😬

Pero no. La salida open era la última. Hablaba con el resto de chicas y todas decíamos que íbamos a hacer el tri tranquilitas.

Si, si, tranquilitas pero salimos todas corriendo cuando dieron la salida. ¡Ay! Me caí al meterme en el agua. Caí de rodillas y planté las manos en el suelo. Del movimiento, la arena me enterró las manos y estuve unos segundo en el suelo sin saber qué hacer.

De un salto, levanté el trasero y seguí hacia el agua.

Miedo.

No eran nervios.

O si.

También.

El agua estaba muy fría. Mi respiración muy acelerada y yo quería darme la vuelta y salir del agua.

Pero no. No paraba de darme ánimos. Me dio por pensar en la importancia de cuidar el diálogo interno que tenemos con nosotr@s mims@s. Vamos, que tú puedes, lo vas a hacer, lo estás haciendo muy bien, respira tranquila…

Un niño de 5 años no para de darse ánimos así mismo. Qué mayor soy, qué fuerte soy!

Una quasi señora de 33 años debe hacer lo mismo ante una situación que le supera.

Y funcionó.

Unos 250 metros después conseguí calmar mi respiración y coger mi ritmo de nadar. ¡Incluso adelanté a 3 personas!

Fantástico, me acercaba al final del segmento de natación. Salí del agua atontada. Me costaba mantener el equilibrio.

Como pude, llegué a la transición, cogí mi bici, me subí a ella lo globera tri paquete (es decir, a un ladito, encalando las zapatillas que llevaba puestas) y ahora sí. A fuego.

De nuevo, las máquinas que participaban me pusieron en mi sitio. ¡Cómo podían ir tan rápido! A mí, que la bici la defiendo, me pareció que yo iba “pisando huevos”. El recorrido era muy incómodo para coger velocidad, ya que había una rotonda tras otra y mucho aire en contra.

29,5 de media según Garmin no está mal 😌

Otra transición. Esta la hice súper rápida. Y a correr. Cual fue mi sorpresa que corrí mejor de lo que me esperaba durante los 5 kms.

Sí, me fue bajando el ritmo por el cansancio. En el último kilómetro volví a cuidar lo que mi mente me decía: vamos campeona, canaliza la fuerza. Y eso hice. Canalizar mi fuerza ne las piernas, controlar mi respiración y llegué. ¡Bien, Pilar!

Primer triatlón como casada. Primero de mucho tiempo sin hacer uno. Mejor forma física de lo que esperaba.

Fue muy divertido hacer uno junto a Ángel. Hacer cosas en común con tu pareja une mucho.

Me gusta hacer triatlones porque, de alguna manera, me superan. ¿Qué hago yo aquí ? Yo aquí no pinto nada… Todos esos miedos y dudas se nos pasan a todos por la cabeza, al menos a mí.

Superarlos y ver que eres capaz es una sensación de sentirse orgullos@.

Después del triatlón, fuimos camino a Valencia.

Hacía muchos años que no iba a esta ciudad y no recordaba que fuera tan moderna e impresionante. Visitamos la Ciudad de las Ciencias. Es un sitio espectacular y magnífico.

Nos encantó y nos dejó pendiente volver.

El hotel en el que nos alojábamos era espectacular. La pena es el frío que hacía, que no invitaba a usar la piscina y tomar el sol. Por lo demás, todo fue maravilloso.

Han sido unos días de no parar. Me ha encantado esta pequeña aventura.

¡Que paséis una feliz semana!

LRM_EXPORT_20180429_130121LRM_EXPORT_20180429_130302LRM_EXPORT_20180429_130804LRM_EXPORT_20180429_130954triatlo calp 2018_latribu_temeyco_pilar marinatriatlon calpe 2018_29_04 (62)triatlon calpe 2018_29_04 (68)triatlon calpe 2018_29_04 (71)triatlon calpe 2018_29_04 (77)

Anuncios

2 comentarios en “Triatlon Calpe | Calp Triatlo | Fin de semana en Valencia”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.