Lifestyle

Vuelta a la rutina | Dulce rutina

Septiembre es sinónimo de rutina y para muchos, el adiós a las vacaciones, el descanso y el tiempo libre.

Aunque cueste volver a los horarios y retomar la -tan odiada- rutina, no debemos olvidar que el orden, el automatismo, el ritmo y la calma también son sinónimos de seguridad y control.

El control nos permite predecir y anticiparnos y esto va asociado a la eficacia.

Te animo a que retomes tu vuelta al ruedo con alegría, con cierto entusiasmo y renuevate con espíritu innovador y aventurero.

volver a la rutina pilar marina.jpg

La grandeza de vivir es sacarle jugo a cada momento. Esta idea, ligada  las redes sociales, a las fotos y el postureo, hacen que casi nos veamos obligados a llevar una vida de ensueño en parajes impresionantes. Y no es así. Todo es mucho más sencillo.

Se trata de tener una actitud abierta disfrutar de lo que hacemos, incluso de nuestra rutina.

una vida sin orden ni concierto, sin rutina determinada nos haría sentir inseguros y desprotegidos. ¿Te imaginas estar todo el día en alerta debido al factor sorpresa?

¿Cómo puedo saborear la rutina de forma más dulce?

Para que tu rutina sea tu aliada:

  1. Fija tus horarios para tus actividades libres. Del trabajo no tenemos escapatoria, pero de ir al gimnasio o de hacer actividades lúdicas sí. Los “ya voy luego… ya si eso…si me da tiempo…más tarde…” no funiconan- y lo sabes- por eso te animo a que agendes, con hora y día establecidos, el tiempo para hacer ejercicio y, oye, para darte una vuelta con los amigos, que también hacen una gran terapia ; )
  2. No te satures a quehaceres. 2 cosas al día, tal ve 3. No te dará tiempo a más. Por ello, no hagas una lista interminable de cosas, sino más bien, deja hueco entre las actividades para ir desahogada y sin prisa. Slow life.
  3. Valora al comodidad de la rutina. Saber qué, cuando y cómo hacer nos da tranquilidad. Establecer una rutina no tiene por qué ser tortura. Disfruta de lo que haces, pon un poco de tu actitud, y sé positivo.
  4. Deja un tiempo al día sin planear. Tener un espacio del día abierto a no hacer nada, a estar tranquilo, abierto a la improvisación te puede dar una sensación de calma y bienestar. Con 15-20 minutos al día para desconectar es suficiente.
  5. Rompe con la rutina. ¡Si! Cambia el camino para ir al trabajo, cambia de peinado, de ropa, de maquillaje, de música para salir a correr; cambia tu ruta de ciclismo, lo que desayunas o el plan del sábado por la tarde. La rutina deja espacio a la creatividad y a ese punto caótico que le aporta pimienta a tu vida.

Y ahora, es tu turno, ¿qué nos aconsejas para afrontar la rutina?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.